Alzando la voz sí se logra algo: las protestas de mujeres que cambiaron la historia

0
2

Si eres de los que aún duda de que las luchas y los movimientos sociales tienen sentido, échale un ojo a estas tres protestas de mujeres que cambiaron la historia:

Los primeros pasos de la lucha

En julio de 1848, a partir de la Declaración de Sentimientos y Resoluciones,  las estadounidenses Susan B. Anthony y Elizabeth Cady Stanton denunciaron injusticias respecto a los derechos políticos y las responsabilidades económicas de las mujeres y comenzaron a exigir el derecho al voto.

Protestas de mujeres. Susan y Elizabeth

Dentro de este movimiento de Anthony y Stanton, algunas mujeres optaron por participar de otras causas sociales como el abolicionismo y la prohibición del alcohol, vertientes que las llevarían por diferentes caminos.

Mientras las abolicionistas aprendieron de la defensa de los esclavos a defenderse a sí mismas, las prohibicionistas quitaron la mira del derecho al sufragio lo que resultó perjudicial en la lucha, como explica María Estela Báez en su artículo ‘Un largo camino: la lucha por el sufragio femenino en Estados Unidos’.

Protestas de mujeres. 1

En principio eran pocas las mujeres que estaban interesadas en lograr el sufragio femenino pero las condiciones políticas hicieron que las dos vertientes se reunieran de forma estratégica para recorrer el país en busca de la garantía del voto.

Tomaron después de la abolición de la esclavitud porque ahora el voto no era excluyente por condiciones de raza, nivel de ingresos o patriotismo sino de género, todo hombre podía ejercer el voto simplemente por no ser mujer.

Protestas de mujeres. 2

La resistencia no violenta de las sufragistas de Inglaterra

En Inglaterra, el movimiento sufragista comenzó con el filósofo John Mill quien presentó en 1876 una enmienda para reconocer el voto de la mujer, aunque fracasó fue un primer punto de partida.

Protestas de mujeres. UK

En 1887, se fundó la ‘National Union of Women’s Suffrage Societies’(NUWSS), las líderes más conocidas fueron Millicent Garrett Fawcett y Lydia Becker.

Esta sociedad  reunía a más de 53 mil mujeres afiliadas pertenecientes a las clases media y obrera según registra Dennyris Castaño en su artículo ‘El feminismo sufragista: entre la persuasión y la disrupción‘.

Protestas de mujeres. Millicent y Lidya

La primera procesión de la NUWSS fue conocida como la “Mud March” o “Marcha de barro”, fue una de las protestas de mujeres más importantes porque demostró fuerza y resistencia innovando en las forma de expresarse sin violencia.

Las ‘sufraggets británicasson recordadas por haber sido encarceladas, por llevar a cabo huelgas de hambre, interrumpir discursos políticos o cometer pequeños actos vandálicos, pero jamás lastimaron a alguien.

votes

Las mártires de la lucha feminista

En Nueva York se registran dos hechos históricos importantes, el primero el 8 de marzo de 1857, en el que mujeres obreras de fabricas textiles se manifestaron en contra de las miserables condiciones de trabajo a las que se enfrentaban.

Protestas de mujeres. 8 de marzo

El segundo fue el 15 de marzo de 1908, cuando se registró una manifestación de obreras textiles formada por mujeres que exigían la reducción de jornadas laborales de 12 a 10 horas, salarios iguales a los de los hombres y mejores condiciones de vida bajo el lema “Pan y Rosas”.

Protestas de mujeres. Incendio

Las trabajadoras de la fábrica textil Cotton de Nueva York murieron calcinadas tras amotinarse en la fábrica en la que eran empleadas, el incendio fue provocado por bombas incendiarias, según relata la Mtra. María de los Ángeles Herrera.

Hoy sabemos que sin estos tres protestas de mujeres la historia de la humanidad y de los derechos civiles pudo ser muy diferente.

Quizá te interesa leer: Hechos históricos que te harán entender por qué NO debes felicitar a las mujeres el 8 de marzo

Visita nuestro perfil en Instagram.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here