Proyecto CHASE: las letales y desconocidas armas químicas que los nazis desarrollaron para EU

0
2
Proyecto CHASE
Foto: Darksouls1, vía Pixabay

Vivimos una época en la que la preocupación por la contaminación del mundo es cada vez más generalizada, nos rodean con campañas para dejar de usar popotes y comenzar a usar copas menstruales o pañales de tela, pero esta consciencia no siempre estuvo presente, uno de los momentos donde el humano atentó gravemente contra la humanidad y el mundo fue causado en la Guerra Fría por el Proyecto CHASE.

Proyecto CHASE
Foto: vía Red Voltaire. org

Contexto

El fin de la Segunda Guerra Mundial dio paso a la Guerra Fría, momento en que Estados Unidos (aliado a otros países como Australia y Alemania Occidental) se preparaba con armamento de alta peligrosidad, la contraparte de esta historia era Rusia que también tuvo mucha vela en el entierro en la creación de armamento cada vez más letal.

Proyecto CHASE
Foto: Agencia de la ONU para refugiados ACNUR

La operación CHASE

Para desarrollar este abominable proyecto, el gobierno de E.U aprobó la operación CHASE y contrató nada menos que a Walter Schieber, general del Ministro de Armamento de la SS y a su ex equipo de trabajo, según el libro de René Pita ‘Armas químicas: La ciencia en manos del mal’. Ya saben, nada mejor que un grupo de nazis en el departamento de defensa de Estados Unidos.

Proyecto CHASE
Fuente: Pita, René, ‘Armas químicas: La ciencia en manos del mal’, Plaza y Valdéz Editores, México, 2018.

Más peligroso que el cianuro

El equipo de Schieber hizo pruebas con diferentes tipos de dispersión de los neurotóxicos Saín y VX, considerados armas de destrucción masiva que según una nota de la BBC, son más letales que el cianuro al grado de que una dosis del tamaño de la cabeza de un alfiler puede ser fatal en menos de dos minutos.

Proyecto CHASE
Foto: Sarin y VX, vía Creative Commons

El escándalo de las ovejas

Todo este trabajo estaba oculto a de mirada pública hasta que el incidente de 1968 generó un gran escándalo mediático, al parecer una de las pruebas de dispersión no fue efectiva y dispersó el gas toxico más allá de los límites del área permitida asesinando a un total de 6000 ovejas, la imagen de estos animales convulsos recorrió todo el país e inició la controversia.

Proyecto CHASE
Foto: Free-Photo, vía Pixabay

Otros abominables casos

Un “accidente” más en las pruebas de dispersión cobró la vida de 26 personas en la base americana de Okinawa, Japón, en 1969. Tras esta tragedia se dio a conocer que E.U tenía almacenes de estos químicos en Japón y en Alemania Occidental, la polémica y presión de los medios de comunicación lograron el cierre del proyecto CHASE.

Una inhumana propuesta

Si esto te parecía atroz, lo que viene te dejará helado. Para neutralizar la gran cantidad de neurotóxicos que se produjeron durante el proyecto CHASE, la propuesta fue guardarlo en bodegas de barcos selladas con hormigón para hundirlos en el mar, afortunadamente la Academia Nacional de las Ciencias (NAS) intervino sugiriendo la incineración del arsenal.

Proyecto CHASE
Foto: Sarin test whit rabbit, vía Creative Commons

El uso de este tipo de armas sigue apareciendo: en 1988 el gobierno iraquí las usó para asesinar a 5000 kurdos, en 1995 una secta japonesa abandonó bolsas de sarín liquido perforadas en el metro de Tokio y las pruebas confirmaron restos de sarín en los cuerpos de las 1300 personas que fallecieron durante un ataque químico en Siria en agosto de 2013.

Tal vez quieras leer: 5 escenas de ‘The Wall’ que derribaron el muro del autoritarismo

Visita nuestro perfil en Instagram.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here