El asesino de la dictadura argentina que autorizó placas de autos en México

Lecumberri

Un ex militar argentino, acusado de haber torturado a opositores en los tiempos de la llamada Guerra Sucia en Argentina y flamante director del Registro Nacional de Vehículos, en México, fue el protagonista de una historia que cumple 19 años. El nombre del personaje, Ricardo Miguel Cavallo y estos son los detalles del caso.

Ricardo Miguel Cavallo, es decir “Serpico”

Ricardo Miguel Cavallo

La mañana del 24 de agosto de 2000, agentes de Interpol, detuvieron en el aeropuerto de Cancún a Ricardo Miguel Cavallo, en esos días director del Registro Nacional de Vehículos, mejor conocido como Renave que era auspiciado por el gobierno federal, a solicitud del famoso juez español Baltazar Garzón.

Ricardo Miguel Cavallo

Con el correr de las horas, se pudo saber que Garzón había solicitado la detención de Cavallo por los delitos de genocidio, terrorismo, tortura y homicidio durante los negros días de la dictadura militar en la Argentina.

Ricardo Miguel Cavallo

Una vez en la Ciudad de México, se hizo oficial la solicitud de extradición por parte de la justicia española, mientras Cavallo negó en varias ocasiones ser el siniestro personaje buscado por el Juez Garzón.

La negra historia de Cavallo

De acuerdo al expediente del caso, Cavallo se enroló en el Comando de la Armada argentina en 1970, y cuando en 1976 los militares toman el poder, ya era Teniente de Fragata.

Ricardo Miguel Cavallo

Cavallo se convirtió en uno de los principales operadores de la siniestra Escuela Mecánica de la Armada, mejor conocida como la ESMA; que era el principal centro de tortura de la dictadura.

Ricardo Miguel Cavallo

Bajo los seudónimos de Serpico y Marcelo, Cavallo tomó parte en decenas de secuestros y homicidios de opositores a los militares, y además se apropió de bienes de sus víctimas, lo que le permitió amasar una fortuna y emprender negocios en distintos países, entre ellos México.

La reacción de la autoridad

Ricardo Miguel Cavallo

Ante el expediente, la Secretaría de Comercio, encabezada por Herminio Blanco, se deslindo de Cavallo y aclaró que ellos no contrataron al presunto empresario de origen argentino.

Las presiones recayeron sobre Raúl Ramos Tercero, parte operante del gobierno en el Renave, quien en un pasaje nunca aclarado, se suicidó a principios de septiembre.

Ricardo Miguel Cavallo

Ricardo Miguel Cavallo fue extraditado a España y fue sentenciado a cadena perpetua por sus crímenes durante la dictadura militar argentina y en México, sigue siendo un misterio cómo pudo hacerse cargo de un negocio tan rentable como el registro del parque vehícular del país.

Te gustaría leer: México es solidario con los refugiados: lo que hicimos bien con los españoles de la dictadura

Síguenos en nuestras redes sociales: FacebookInstagram y Twitter.