La traición que casi cuesta a las mujeres negras su derecho al voto

Aunque ha simple vista podría parecernos que el derecho al voto no es tan importante en comparación a otros, como la vida, la educación o la salud, lo cierto es que el poder de decidir quién queremos que nos represente es la llave a tener mejores condiciones de vida. Los hombres negros y las mujeres lo tenían bastante claro en Estados Unidos, razón por la que cada uno, desde su propio frente, peleaba por ejercerlo de la misma forma en que lo hacían los hombres blancos. Cuando por fin ambos grupos lo lograron, un tercero quedó al descubierto: las mujeres negras. Traicionadas por ambas partes, comenzaron una nueva y feroz lucha por el derecho al voto de las mujeres negras.

voto de las mujeres negras
Fuente: ThoughtCo

¿Por qué fueron traicionadas?

Hasta el día de hoy, el color de piel y el género influyen fuertemente en nuestras condiciones de vida. Si es difícil ser mujer o ser de raza negra, la combinación de ambas lo complica todo. Hace cien años las cosas eran aún peores, por lo que las mujeres negras peleaban en dos flancos su derecho al voto: como afrodescendientes por un lado, y como mujeres por el otro. Cuando los hombres negros obtuvieron este derecho, ellas quedaron excluidas por ser mujeres, y los hombres no vieron por qué pelear por el sufragio de un género que no era el suyo. Esa fue la primera traición.

Esto puede interesarte: ¿Pedían por favor sus derechos? Así eran las feministas de antes

¿Y la segunda?

Al quedar excluidas del voto negro masculino, comenzaron a apoyar las cada vez mayores protestas para que las mujeres pudieran votar. La lucha que involucró conferencias, marchas, discusiones y vandalismo en pro de un bien mayor, finalmente llegó a su fin cuando las mujeres obtuvieron su derecho al voto en 1920…o casi todas, pues las mujeres negras fueron excluidas debido al enorme racismo. Al igual que en la primera ocasión, su apoyo quedó en segundo plano. Esta segunda traición germinó una fuerte cohesión entre las mujeres negras, que entendieron la importancia de mantenerse fuertes y unidas ante un mundo que las discriminaba por todas las razones posibles y que casi cobró el derecho al voto de las mujeres negras.

voto de las mujeres negras
Fuente: TeVA

Tal vez quieras leer: “Saltapatrás” y otras palabras racistas que eran “correctas” en la Nueva España

¿Cuándo se logró el voto de las mujeres negras?

Les tomó 47 años lograrlo, pero finalmente su derecho al voto fue reconocido en 1967 durante la administración del presidente Lyndon B. Johnson, quien también garantizó que los hombres negros que ya tenían el derecho a votar, lo ejercieran libres de violencia.

¿Y en México?

El derecho de las mujeres mexicanas a votar y ser votadas, fue reconocido el 17 de octubre de 1953 por el presidente Adolfo Ruiz Cortines. Sin importar si son indígenas o si su piel es de un color en especial, todas las mujeres mexicanas pueden votar desde entonces.

voto de las mujeres negras
Fuente: UNAM Global

Aún hay muchos derechos por ganar para las mujeres, afortunadamente cada día se logra un poco más.

Tal vez quieras leer: Lo que las mujeres quieren, según el discurso feminista de Isabel Allende

Síguenos en nuestras redes sociales: FacebookInstagram y Twitter.