La apropiación cultural de las artesanías: una discusión más allá de las buenas intenciones

apropiación cultural
Textil mexicano, Museo de Arte Popular, Gobierno de la Ciudad de México

En 2017 surgió una polémica sobre la blusa de la diseñadora Isabel Marant “inspirada” en una artesanía de la comunidad indígena de Santa María Tlahuitoltepec, recientemente la acusación que la Secretaría de Cultura hizo contra Carolina Herrera por la colección alegría de vivir en la que introdujo elementos tradicionales de México avivó el debate de la apropiación cultural.

apropiación cultural
Fuente: arte textil y bordado, INBA

La apropiación cultural más allá del blanco y negro

La pregunta suele detenerse en si está bien o está mal usar estos productos, pero la indignación y la problemática detrás de la apropiación cultural va más allá de esto.

En antropólogo por la UNAM Roberto González Rodríguez explicó en una entrevista para DeMemoria que el contacto entre los grupos humanos siempre produce algún grado de apropiación cultural, incluso algunas de nuestras tradiciones y cotidianidades surgieron a partir de la unión de más de una cultura, como al celebración del día de muertos.

apropiación cultural
Fuente: Arte textil mexicano, Museo de Arte Popular, Gobierno de la CDMX, 2018

Incluso aseguró que muchas de las artesanías que conocemos hoy en día son el producto de la mezcla entre el cúmulo cultural de los españoles y los universos simbólicos de cada comunidad indígena que se ve reflejado desde las formas de producción y los materiales hasta la resignificación de los íconos.

Por otro lado, la socióloga e historiadora Claudia Tania Rivera nos explicó que la apropiación cultural es relativa, incluso la talavera poblana es el resultado del sincretismo de las comunidades chinas que habitaron estas tierras durante la conquista y los pueblos indígenas de la zona, pero también dejó en claro los límites de la inspiración:

“lo que produce indignación sobre el plagio del trabajo de las artesanas indígenas es la apropiación con fines de lucro disfrazado de homenaje”.

¿Cuáles son los efectos negativos?

González aseguró que el verdadero problema detrás de la apropiación de la iconografía indígena es la ignorancia sobre el significado, el proceso creativo detrás del diseño y los métodos de producción de cada artesanía.

Este desconocimiento afecta al valor simbólico de las prendas, pero también demerita el valor del trabajo del artesano, lo que se traduce en condiciones laborales desiguales, como la falta de crédito por su trabajo bajo etiquetas como “esto es una expresión mexicana” o “hecho con las manos del corazón”, dijo el antropólogo.

apropiación cultural
Fuente: Huipil de boda, cultura amuzga, Guerrero, Museo del Noroeste, Gobierno Federal, 1970

Además, el problema afecta más que a la propiedad intelectual, la mayoría de los artesanos mexicanos no tiene acceso a beneficios laborales como seguro social, acceso a un fondo de ahorro para el retiro o seguro contra el desempleo.

Roberto González nos explicó que los artesanos quedan vulnerables ante los efectos de los  procesos de producción que a la larga se traducen en desgastes emocionales, mentales y físicos.

apropiación cultural
Fuente: Blusa, Cultura Otomi Acuautla y Huehuetla, Museo del Noreste, 1980

Por otro lado, los artesanos que consiguen trabajar con diseñadores se encuentran con personas que no entienden que sus dinámicas de producción son diferentes y que “las artesanas no están para recibir ordenes de pedidos numerosos, sino para entablar un diálogo”.

Sobre este mismo problema, Tania Rivera dijo que cuando un artesano comienza a trabajar con un diseñador, la comunidad de artesanos sufre conflictos y quiebres, pues comienzan a preguntarse, quién de ellos se llevará el crédito y la remuneración de los diseños que, finalmente, son parte de una colectividad cultural.

¿Qué pasa con las artesanas?

La socióloga e historiadora explicó para DeMemoria que con la llegada de los españoles a estas tierras llegaron nuevas tecnologías, entre ellas los telares de pedal, a los que sólo los hombres tuvieron acceso por lo que las mujeres indígenas quedaron excluídas, ellas continuaron con el uso de los telares de cintura y con los bordados, por eso es que hoy en día ellas son mayoría en esas labores.

apropiación cultural
Fuente: Artesanas FONART, Gobierno Federal

Por otro lado, nos comentó que las mujeres indígenas suelen estás relegadas a los lugares más subordinados de las cadenas de producción artesanal lo que magnifica los efectos negativos de la apropiación cultural ya mencionados.

Te puede interesar: ¿Pedían por favor sus derechos? Así eran las feministas de antes

Consumo cultural responsable

Ante la pregunta de si se puede o no hacer consumo cultural responsable, Roberto González señaló la diferencia:

si los consumidores entendieran que traer un bordado indígena no es una cuestión de estatus sino de empatía”

Por otro lado la maestra Rivera nos explicó que ya existen instituciones enfocadas en acrecentar el mercado para los productos artesanales, como el FONART, pero el esfuerzo no es suficiente:

“Para cambiar los desequilibrios de poder entre los grupos sociales se necesitan acciones contundentes, que sólo pueden hacer las instituciones poderosas”.

A pesar de los intentos gubernamentales por proteger la iconografía y otros artículos culturales hay un gran problema: las casas de moda pertenecen a lugares poderosos y hegemónicos y no existen políticas internacionales ni instituciones o estados nación que regulen la apropiación cultural, según el trabajo de Tania Rivera.

apropiación cultural
Fuente: Artesanas de Aldana Chiapas Gobierno de México

Como consumidor lo único que puedes hacer, según la recomendación de la especialista, es elegir productos de los que conozcas los procesos de producción, es decir que puedas saber desde quién y dónde lo hizo hasta cuáles fueron las condiciones laborales de la artesana o maquiladora, pues ningún ámbito de la moda queda exento de la explotación, principalmente contra las madres solteras.

Tal vez quieras leer: Migración y hambre: los efectos a 10 años de los incendios en la Amazonia

Si te interesa saber más sobre estas problemáticas te recomendamos visitar el blog del Seminario de Estudios sobre Indumentaria y Modas en México en el que escriben: el antropólogo Roberto González y la socióloga e historiadora Tania Rivera.

Síguenos en nuestras redes sociales: FacebookInstagram y Twitter.