El crimen del Padre Amaro: la película que escandalizó a la Iglesia

Con la llegada del nuevo siglo, el cine mexicano vivió un nuevo auge por la diversificación de sus contenidos. Una de las películas que causó polémica por la temática abordada fue El crimen del Padre Amaro, dirigida por Carlos Carrera.

La polémica por El Crimen del Padre Amaro

Fuente: El crimen del Padre Amaro, Alameda Films, 2002, IMDB

Protagonizada por Gael García Bernal y Ana Claudia Talancón, El crimen del padre Amaro se estrenó el 16 de agosto de 2002 y previo a su llegada a los cines, enfrentó problemas de distribución y presión de la Iglesia Católica, que buscó a toda costa que no se permitiera su exhibición en salas.

Con un guión de Vicente Leñero, quien adaptó la novela del escritor portugués Eça de Queirós, del mismo nombre, aborda el amorío de un sacerdote con una joven a quien embaraza y después obliga a abortar causándole la muerte, pero en el caso de México, el telón de fondo fue el narcotráfico y la relación de la iglesia con los delincuentes.

La Iglesia en contra

El Cardenal Juan Sandoval Íñiguez, fue uno de los cabecillas de la embestida contra el film, e hizo un llamado a los católicos para presionar a las autoridades para que no se exhibiera la cinta y les pidió a los católicos no verla porque desprestigiaba a la iglesia.

Alameda Films, productora de El crimen del Padre Amaro, enfrentó un primer obstáculo al impedirse la proyección prevista antes de la última visita del Papa Juan Pablo II a México entre el 30 de julio y 1 de agosto.

Fuente: El crimen del Padre Amaro, Alameda Films., 2002, IMDB

Después, vinieron los problemas con los spots del filme y los carteles para los cines. En ambos casos, Alameda Films tuvo que hacer dos versiones, una moralmente aceptable y la otra con su idea original de El crimen del Padre Amaro.

Los reconocimientos

Por su temática, El crimen del Padre Amaro fue nominada en el 2002 al Oscar como Mejor Película en lengua no inglesa. También fue nominada a los Globos de Oro en la categoría de Mejor Película Extranjera. En 2003 recibió varios premios Ariel: mejor película, dirección y mejor guion, entre otros.

Te gustaría leer: La última tentación de Cristo: la película que puso en jaque a la Iglesia Católica

Síguenos en nuestras redes sociales: FacebookInstagram y Twitter.