De la Iglesia a las escuelas: la historia de los libros en México

Aunque el nivel de lectura promedio de los mexicanos es bajo y el acceso a los libros es aun muy limitado, las cosas sí que han cambiado a través de los años.

el primer libro en México
Foto: Free Photos, ‘bookshelf’, vía Pixabay

¿Cuál fue el primer libro en México?

Dos documentos se disputan la primicia: la imprenta llegó a Nueva España en 1535, algunos consideran a Esteban Martín como el primer impresor de América, pero no se tiene ni nunca prueba de su libro ‘Esquela espiritual para llegar al cielo’, como explica el artículo “La Imprenta y el periodismo en las regiones de México”.

Otro de los competidores es Juan Pablos de Bresca, hay quienes lo consideran el primer impresor por su libro ‘Manual para adultos’, que surgió bajo el sello de Juan Crombeger y en sus páginas finales tiene como fecha de publicación diciembre de 1540.

el primer libro en México
Foto ‘Phisica title page2’ vía Wikicommons

Tras la fundación de La Real y Pontificia Universidad de México en 1551 la demanda de libros aumentó, este fenómeno se replicó con las universidades de Guadalajara, Michoacán y Oaxaca donde también hubo apoyo por parte del gobierno de cada región.

Durante el Renacimiento comenzaron a surgir las primeras bibliotecas nacionales, especialmente en Europa, lo que llevó a los libros a ser accesibles para “todo el público”. La primera verdadera biblioteca pública se fundó en 1700 en Carolina del Norte.

Democratización de los libros

En los siglos XIX y XX, la Revolución Industrial también hizo más eficientes los procesos de producción de libros, lo que redujo costos y aumentó la producción, los libros dejaron de ser exclusivos de las clases privilegiadas y fueron abarcando a todos los niveles de la población, según La Fábrica de Libros.

el primer libro en México
Foto: Jarmoluk vía Pixabay

En el nuevo siglo México dio mayor importancia a la educación que junto periodismo impulsaron el interés hacia la lectura. Surgieron casas editoriales como la Librería Porrúa fundada en 1900 por Fernando Rodríguez Díaz y El Fondo de Cultura Económica fundado en 1933 por el exiliado español Jacinto Lasa.

Para incrementar el interés por la lectura se realizó la primera Feria del Libro y de las Artes Gráficas, en el Palacio de Minería, fue organizada por Jaime Torres Bodet en 1924 cuando él era director del Departamento de Bibliotecas se la Secretaría de Educación Pública, según la Cámara Nacional de la Industria Editorial Mexicana.

Diversificación y Distribución

Hoy los libros a los que tenemos accesos no son solo religiosos, ni sólo están enfocados a la academia, sus clasificaciones son tan particulares que entre la lista de los más vendidos en México encontramos clásicos como ‘El Principito‘ y obras recientes como ‘Fuego y Sangre‘ de George R.R Martin, según el reporte de sopitas del 2018.

Además de la diversificación de los contenidos el alcance a la población va en aumento con medidas como la publicación de libros en lenguas originarias, los libros electrónicos de libre acceso, las ferias de libros itinerantes y el fomento a la lectura en las escuelas.

el primer libro en México
Foto: Free Photos, ‘books’, vía Pixabay

Tal vez quieras leer: Así eran los periódicos de México hace un siglo, ¿cambiaron mucho desde entonces?

Visita nuestro perfil en Instagram.