La bienvenida al Escuadrón 201, de la fiesta al olvido

escuadrón 201

En noviembre de 1945, es decir hace 74 años, los mexicanos se vieron invadidos por el fervor patrio. El regreso de los integrantes del Escuadrón 201, que habían combatido en el frente del sureste asiático de la Segunda Guerra Mundial, se convirtió en un verdadero espectáculo que merece ser revivido.

El Escuadrón 201, “Los Aguiluchos”

escuadrón 201

La crónica de la Segunda Guerra Mundial consigna que los mexicanos que formaron el Escuadrón 201 prestaron su servicio por más de un mes, casi al final del conflicto entre junio y julio de 1945, en donde participaron en 95 misiones aéreas contra las posiciones japonesas.

escuadrón 201

El gobierno de Manuel Ávila Camacho se encargó de calentar el ambiente para darle la bienvenida a los combatientes que casualmente ocurrió unos días antes de la celebración de la Revolución Mexicana, el 20 de noviembre.

La primera bienvenida

escuadrón 201

Los habitantes de Nuevo Laredo, en Tamaulipas, fueron los encargados de la primera bienvenida y los diarios consignaron la fiesta que se hizo por el regreso de los mexicanos que participaron en la Gran Guerra.

escuadrón 201

En las planas de los diarios, toda una galería de los uniformados apapachados por la multitud que reconoció su labor en el conflicto armado.

escuadrón 201

Y la siguiente parada sería la Ciudad de México y para ello se organizó en el Zócalo un verdadero jolgorio.

La llegada a la capital

escuadrón 201

“Apoteosis del Escuadrón 201”, fueron las ocho columnas del diario La Prensa en su ejemplar del 19 de noviembre.

escuadrón 201

El acto de recepción estuvo encabezado por el Presidente Ávila Camacho que saludó a cada uno de los sobrevivientes del escuadrón, teniendo en cuenta que en combate murieron cinco soldados mexicanos.

Los héroes olvidados

escuadrón 201

Luego de la gran recepción vino el olvido. Los veteranos de guerra fueron motivo de todo tipo de celebraciones en los siguientes meses, pero luego fueron dejados en el olvido.

Algunos historiadores no descartaron que con la llegada del gobierno de Mguel Alemán, en 1946, lo que menos quería el presidente era ensalzar las glorias de su antecesor y al parecer, eso fue motivo suficiente para olvidar a los aviadores.

 

Te gustaría leer: La Segunda Guerra Mundial a través del lente de la prensa mexicana de entonces

Síguenos en nuestras redes sociales: FacebookInstagram y Twitter.