Explotó mercado en Veracruz

Explosión

La historia se repite. En 2002, al menos 28 personas murieron calcinadas en la víspera de fin de año al registrarse una enorme explosión en Veracruz en una bodega clandestina de fuegos artificiales ubicada en el mercado Hidalgo del puerto.

Para sofocar el incendio fue necesaria la presencia de elementos del Ejército Mexicano de la 31 Zona Militar, pues la tragedia abarcó varias cuadras a la redonda y para apagar el fuego, los bomberos trabajaron por más de seis horas.

De acuerdo con el vocero del gobierno municipal, Carlos Ortiz, refirió que 50 personas resultaron lesionadas, la mayor parte de ellas a consecuencia de inhalación de humo, las cuales fueron trasladadas al Hospital General y al Centro Médico Nacional Adolfo Ruiz Cortines.

Los locatarios del mercado que se vieron afectados por la explosión ya habían denunciado el riesgo de contar con esas bodegas en las instalaciones ante el gobierno municipal, según reportaba la revista Proceso.

La misma revista señala que la Secretaría de la Defensa Nacional, la Procuraduría General de la República y el gobierno municipal de Veracruz, tenían conocimiento del desmedido almacenamiento de explosivos importados, las cuales ya habían dispuesto de sus peritos especializados para conocer las causas del incendio.

La investigación realizada por la Procuraduría General de Justicia de Veracruz, las bodegas donde se almacenaban los explosivos era propiedad de familiares del alcalde porteño Ramón Gutiérrez de Velasco, quien negó los hechos.

El propio líder de los comerciantes del mercado, Mateo Damián Figueroa, acusó al alcalde y al gobierno del estado encabezado por Miguel Alemán Velasco, de solapar, dijo, el almacenamiento clandestino de fuegos pirotécnicos.

Hace cinco años, Guadalupe Flores, una de las sobrevivientes narraba a El Heraldo de Veracruz, la tragedia.

“Me arrastre desde la panadería hasta un taxi con todos los brazos quemados, la cara; un cohete me abrió los labios y otro cohetón se me encajó entre las costillas; el cabello estaba hecho chicle… Todo me dolía, me salía líquido por donde quiera”, narró a la reportera Yasmín Mariche.

Así lo reportaba El Heraldo de Veracruz.

La señora Guadalupe estuvo presa cuatro meses acusada por la venta de cohetes, pero recuperó su libertad pues las autoridades no pudieron comprobar su responsabilidad en los hechos.

Te invitamos a leer el caso de la Tragedia en el mercado de la Merced.

Visita nuestro perfil de Instagram.