Del gozo al pozo: la vez que el narcotráfico bombardeó las fiestas patrias

La noche del 15 de septiembre de 2008 en Michoacán, el gozo se fue al pozo. Los asistentes a la tradicional fiesta del Grito de Independencia fueron testigos de un episodio que sigue sin aclararse, por el cual no hay nadie detenido y mucho menos sentenciado. Un par de explosiones en Morelia le pusieron fin a la fiesta.

La última arenga y las explosiones en Morelia

explosiones en Morelia

Michoacán, estado de origen del entonces presidente Felipe Calderón, fue la entidad donde se lanzó la hoy sangrienta Guerra contra el Narcotráfico y foco de tensión entre el gobierno y la delincuencia organizada, y fue ahí donde los equilibrios de una fecha casi sagrada para los mexicanos quedaron en el olvido.

explosiones en morelia

Las notas de la prensa coincidieron en que cuando el gobernador Leonel Godoy lanzaba la última arenga por el grito, se dieron el par de explosiones de granadas de fragmentación, en una plaza central donde se habían congregado cerca de 30 mil personas.

explosiones en Morelia

Minutos de confusión, de personas en el suelo, autoridades tratando de entender que había sucedido con lo que parecía una noche de rutina, una noche de festejo, una noche de familia.

“Cobardes y miserables”: Felipe Calderón Hinojosa

explosiones en Morelia

La noticia de lo ocurrido no tardó en llegar a Palacio Nacional, en donde Felipe Calderón había encabezado el Grito de Independencia y la fiesta se vino abajo.

explosiones en Morelia

El primer saldo de las explosiones fue de siete muertos y más de 130 heridos, muchos de ellos por las esquirlas y otros atropellados por la multitud que salió del lugar en busca de refugio.

explosiones en Morelia

La investigación relacionó el ataque con las actividades del narcotráfico y las primeras detenciones se dieron hasta el 25 de septiembre.

Torturados y dejados libres

explosiones en Morelia

Los dos detenidos por las explosiones en Morelia fueron sometidos a interrogatorio y aceptaron ser parte de los sicarios de Los Zetas, pero meses después denunciaron haber sido torturados para culparse y fueron dejados en libertad sin cargos.

Al momento, no hay nadie detenido, ni pistas claras de cuáles fueron los motivos de este ataque que le rompió la calma a una noche que es parte de la vida de cualquier mexicano sin importar la filiación política.

explosiones en Morelia

Además, los familiares de los fallecidos y los heridos por las granadas fueron atendidos en los primeros días, pero más tarde fueron olvidados por la autoridad y la promesa del pago de algún tipo de indemnización se quedó en los titulares de la prensa.

Te gustaría leer: Enrique Metinides: el fotógrafo de nota roja que hizo de la tragedia un arte

Síguenos en nuestras redes sociales: FacebookInstagram y Twitter.