Keiko: la trágica historia de explotación animal que se destapó gracias a una película

keiko

Keiko fue la orca más famosa del mundo, por 11 años fue la estrella de Reino Aventura, protagonizó ‘Liberen a Willy’ y apareció en una telenovela con Thalía, pero la fama le costó tener una vida corta y lejos de su entorno natural.

Keiko fue capturada en 1979 cerca de Islandia, calculan que tenía cerca de dos años cuando la separaron de su madre. En 1982 fue parte del espectáculo de un parque acuático de Canadá y en 1985 se convirtió en la estrella de Reino Aventura.

En los años 90, Keiko fue protagonista junto a Kate del Castillo de la telenovela “Azul” y en 1993 Hollywood la hizo aún más famosa con la saga ‘Liberen a Willy’, un éxito taquillero cuya banda sonora incluyó una canción de Michael Jackson.

El éxito de la saga ‘Liberen a Willy’ sensibilizó a los espectadores, quienes comenzaron a enviar cartas solicitando que liberaran a Keiko tras enterarse que necesitaba crecer dentro de un grupo de orcas y que fue arrebatada siendo aún muy joven para vivir en cautiverio.

Keiko

La verdad sobre el cautiverio de Keiko

Keiko vivía en un estanque demasiado pequeño, la temperatura de su agua estaba entre los 20° y los 22° cuando debía estar en 16°, encima estaba mal alimentada, comía 45 kilos de pescado al día, mientras otras orcas en cautiverio comían casi el doble.

Keiko

Los dueños del Parque le exigían siete espectáculos al día, era demasiado para cualquier orca y fue peor para una orca tan débil como Keiko, por lo que el médico que la cuidaba convencía a los dueños de no exigirle tanta actividad, según la revista Nexos.

En 1995 los dueños de Reino aventura aceptaron que su atracción principal fuera trasladada a Oregon, E.U.A, para posteriormente ser devuelta al mar del Islandia donde suponían tendría una vida salvaje.

Keiko

La estadía de Keiko en Oregon fue una etapa en la que ayudarían a la orca a reintegrarse al estado silvestre, tras tres años de cuidado y entrenamiento fue liberada, pero no logró adaptarse debido a su dependencia a los humanos.

La libertad de Keiko llegó demasiado tarde

Finalmente Keiko fue trasladada a Islandia donde pudo convivir con otras orcas, pero no logró adaptarse con ellas, también aprendió a nadar cerca de un barco y su comportamiento demostró que los buscaba, siempre necesitó contacto humano.

Keiko

Keiko vivió poco más de dos meses en estado silvestre antes de morir de neumonía, nunca aprendió a cazar ni a comer pescado vivo, calculan que vivió 27 años, una vida corta ya que otras orcas llegan a vivir de 50 a 80 años en libertad.

A 25 años del estreno de la película ‘Liberen a Willy’ que hizo de Keiko una estrella mundial e inspiró las movilizaciones que la liberaron, es necesario preguntarnos cuáles son los otros espectáculos que se sirven de explotar a animales silvestres para generar riqueza.

Keiko
Fuente: Asociación Defensa Derechos Animal. adda

Tal vez quieras leer: La tragedia radioactiva más grande de México: un accidente que sigue cobrando vidas

Visita nuestro perfil en Instagram.