Muxes: el tercer género que se mantiene vigente desde la época prehispánica

Mientras el mundo sigue cuestionándose si debe respetar los derechos a la diversidad sexual (como si eso fuera un motivo válido), la comunidad muxe sobrevivió desde la época prehispánica como un género no binario y respetado en Oaxaca.

La comunidad muxe
Fuente: Lukas Avendano, Wikimedia Commons

La comunidad muxe que se identifica con los adjetivos del mundo occidental, no son hombres y tampoco no son mujeres. Algunos antropólogos creen que su nombre es una variación de la palabra “mujer”, según el artículo de la Revista Digital Universitaria, pero aún se conoce poco de ellos.

Los textos académicos no han podido definir esta parte de la cultura original del Istmo Oaxaqueño porque sus expresiones son diversas, desde quien mantiene su nombre masculino y expresa algunos gestos “femeninos”, hasta quien cambia su cuerpo y prefiere que le llamen por su nombre femenino.

La comunidad muxe
Fuente: Juchitán Mujeres y Muxes, Notimex

Según el reportaje de Verne, tradicionalmente las muxes no tienen relaciones monógamas o estables con hombres y es visto como un tabú que una muxe se relacione con una mujer, cuando un o una muxe forma una pareja con un varón suele ser con algún extranjero.

Tal vez te interese: Si los gays “de antes” pudieran ir a las marchas LGBT+ de ahora, quedarían impactados

La comunidad muxe
Fuente: Muxes, Secretaría de Cultura, 2018

Naomy Méndez, una muxe activista de 25 años explicó en el reportaje que dentro de la comunidad hay muchas variaciones, pero los principales son las ‘muxes gunaa’, que se identifican con la femineidad y el segundo las ‘muxes nguiiu’ que se identifican con la masculinidad.

Pero admitió que ella, como la mayoría de las Muxes, no se identifica como hombre ni como mujer y que el problema de definición viene a partir de que en español o eres uno o eres el otro.

Quizá uno de los factores que normalizó al tercer género es el hecho de que en la lengua zapoteca no existen los géneros masculino o femenino, por lo que no se suelen llamar bajo adjetivos de este tipo.

La comunidad muxe
Fuente: Muxes, Juchitán, Notimex

Otro de los factores que pudo hacer a la comunidad de Tehuantepec más tolerante a la diversidad sexual y de género a comparación otros sitios del país, es que esta es una práctica reconocida y celebrada desde la época prehispánica, según la BBC.

Pero las muxes no tienen la vida fácil, sufren de discriminación laboral porque aún se piensa que deben ceñirse sólo a labores artesanales e incluso se les impide usar el baño de mujeres aunque se sientan menos incómodas que en el de hombres.

La comunidad muxe
Fuente: Elvis Guerra, poeta y artesano Muxe, Gobierno de México

La comunidad muxe es una cultura que los ojos occidentales no han sabido comprender y que poco a poco ha logrado una mejor y mayor visibilización fuera de Juchitán, Oaxaca.

Tal vez quieras leer: Dorothy y Phyllis: una historia de amor y lucha por los derechos de las parejas homosexuales

Visita nuestra cuenta en Instagram.