Lo que no te contaron los libros de historia: a 100 años de la muerte de Emiliano Zapata

Foto: SEGOB

“Las dudas que los escépticos pudieran albergar respecto a la veracidad de la noticia que publicamos ayer, quedaron desmentidas”, es lo que los mexicanos leyeron en el primer párrafo de la primera plana del 12 de abril de 1919 del diario mexicano Excelsior sobre la muerte de Emiliano Zapata.

La noticia conmocionó a muchos, Emiliano Zapata era el líder del Ejército Libertador del Sur, sus ideales estuvieron siempre basados en la justicia social, la libertad, la igualdad y el respeto a las comunidades indígenas y obreras.

La muerte de Emiliano Zapata, líder de campesinos
Foto: SEGOB

Emiliano Zapata mostró interés en ayudar a las víctimas de abusos de poder desde los 11 años, cuando presenció a unos hacendados despojando de sus tierras a algunos campesinos, según relata la Secretaría de Gobernación.

Su pensamiento fue muy importante en la redacción del Plan de Ayala y fue pieza clave en la Revolución Mexicana, con su lema “La tierra es de quien la trabaja”, se convirtió en un símbolo de la Revolución Mexicana que hoy sigue vigente.

La Muerte de Emiliano Zapata, símbolo de los campesinos
Foto: SEGOB

Sólo engañándolo pudieron con él

El día de la muerte de Emiliano Zapata, el coronel Guajardo se dirigió a Chinameca, una ranchería de Morelos donde se resguardaba el Ejército de Liberación del Sur, una vez allí los engañó fingiendo que estaba en desacuerdo con Carranza y ofreció su ejército, armas y municiones a Emiliano.

“Emiliano desconfió del jefe de las fuerzas del gobierno y los que con él iban e hizo impulso para echar mano del rifle que tenía al lado”, “El Coronel Guajardo sacó su pistola y disparó sobre Emiliano quien cayó muerto con una herida en el cuello”.

de Emiliano Zapata, imagen
Foto: SEGOB

Además del relato del acontecimiento, el diario ofrece una composición de fotografías en las que aparece el cadáver de Emiliano, junto a él está una postal famosa en la que aparece sentado a la derecha del Pancho Villa, un dibujo del mapa de Morelos donde se señala a Chinameca y el retrato de Guajardo.

La muerte de Emiliano Zapata en realidad fue un asesinato, que partió del engaño como la única herramienta posible para abatir la lucha de un gran estratega y pensador que siempre será apreciado por el pueblo por ser siempre leal a sus ideales.

La muerte de Emiliano Zapata

Tal vez quieras leer: Así eran los periódicos de México hace un siglo, ¿cambiaron mucho desde entonces?

Visita nuestro perfil en Instagram.