La tumba de Hernán Cortés: el conquistador que quedó entre el misterio y el olvido

la tumba de Hernán Cortés

Tenemos mucha información sobre la época de la Conquista, podemos saber muchos detalles gracias a códices, diarios de exploradores o frailes y otros objetos de la vida cotidiana de la época. Por ejemplo, sabemos que el penacho de Moctezuma está en un aparador del Museo de Etnológico de Viena, pero por muchos años no sabíamos en dónde estaba la tumba de Hernán Cortés… Te contamos como es que su paradero se volvió un misterio enterrado en el olvido.

la tumba de Hernán Cortés
Fuente: La Conquista, Gobierno del Estado de Nuevo León

El misterio de la tumba de Hernán Cortés

El paradero de la tumba de Hernán Cortés fue una incógnita que nadie pudo resolver en varias décadas. Parece increíble que un vestigio tan importante de esta época estuviera extraviado, pero lo estuvo desde 1823, cuando el ministro mexicano Lucas Alamán hizo creer a todos que había enviado los restos del conquistador a Italia.

Los vestigios del rechazo a la hispanidad que aún podemos encontrar son una herencia de la época postindependentista, la misma en la que Lucas Alamán decidió tomar los restos de Cortés y ocultarlos bajo el piso de madera del Hospital de Jesús, que está construido sobre el sitio en el que Moctezuma y Cortés se vieron por primera vez.

la tumba de Hernán Cortés
Fuente: Hernán Cortéz, INAH

El ministro temía que los restos de Hernán Cortés fueran profanados, por los que los ocultó nuevamente, esta vez detrás de un muro de la Iglesia de la Purísima Concepción y Jesús Nazareno.

Alemán mantuvo el secreto de la ubicación por 20 años, hasta que en 1943 decidió enviar una carta al embajador de España para evitar que la ubicación se perdiera y los restos fueran olvidados.

La carta estuvo tres años guardando ese secreto en un cajón olvidado, hasta que un miembro de la embajada filtró una copia del documento en 1946, ese mismo año las reliquias fueron identificadas.

Te recomendamos: Hernán: una historia de hace 500 años narrada desde una nueva mirada

¿Qué hicieron con la tumba de Cortés?

Nada: los restos fueron colocados de nuevo en la iglesia en la que habían estado ocultos por años, nadie jamás los visita, la curiosidad de los turistas no los ha alcanzado y su ubicación no es famosa.

la tumba de Hernán Cortés

El olvido con el que los mexicanos castigan a Cortés contrasta totalmente con la decisión de los peruanos de construir un museo entorno a la catedral de Lima, el lugar en el que fueron dispuestos los restos de su conquistador Francisco Pizarro.

Hablar de la conquista sigue dando opiniones encontradas entre quienes rechazan por completo la hispanidad y quienes la defienden como una parte importante de la propia mexicanidad. Sin importar que estén en contra o a favor, ninguno de los grupos ha sacado la tumba de Hernán Cortés del olvido.

¿No lo quieres ir a visitar?

Te recomendamos: La Conquista y sus protagonistas, las películas que tienes que ver

Síguenos en nuestras redes sociales: FacebookInstagram y Twitter.