Así eran los periódicos de México hace un siglo, ¿cambiaron mucho desde entonces?

el periodismo en México

El periodismo en México ha tenido varias etapas, desde su aparición en la época virreinal hasta el periodismo digital que conocemos hoy en día, aunque la información cada vez ha crecido en volumen su vigencia se ha reducido a la fugacidad del ‘scrolling‘ en nuestro celular.

No hace mucho tiempo, durante diferentes etapas del siglo XX nacieron muchos de los periódicos que hoy siguen vigentes tanto en su versión impresa como en su versión digital y éstas fueron las primeras planas con las que se dieron a conocer:

Los pioneros del siglo

El Universal lanzó su primera publicación el 1 de abril de 1916, durante el gobierno de Venustiano Carranza, su director general fue Félix F. Palavicini.

El periódico Excélsior fue el primer sucesor de El Universal, con su eslogan “El periódico de la vida nacional” salió a la luz el 18 de marzo de 1917.

El desarrollo en un siglo

El Día fue “El vocero del pueblo mexicano” dirigido por Enrique Ramírez y Ramírez, se imprimió por primera vez el 26 de junio de 1962, para entonces las fotografías y las tiras cómicas formaron parte de sus recursos visuales.

Dirigido por José García Valesca, el primer número de El Sol de México se vendió por primera vez el 7 de junio de 1965, y tuvo un impresionante costo de 10 centavos.

Con una foto del presidente Díaz Ordaz, El Heraldo de México publicó con orgullo que el mandatario fue su primer lector, sobra decir que sus publicaciones estuvieron siempre alineadas al gobierno en turno.

El 29 de febrero de 1984 Carlos Payan Velver apareció como director de La Jornada en el número “bajo cero” que se publicó como una carta de presentación previa al lanzamiento del 19 de septiembre de ese mismo año.

Periódicos a todo color

El diario Reforma se estrenó el 29 de noviembre de 1993 con la noticia de que la reconocida marca italiana de alta moda Gianni Versace llegó por primera vez a México

El primer estreno del siglo se lo llevó el diario Milenio, nació con el año nuevo en el 2000 y en su portada reflejó, además de la festividad de la temporada, los malos augurios que se daban al periodismo impreso “una aventura demencial entre la fugacidad de la radio y la inmensidad angustiante de la red”.

Solo una pequeña muestra de la evolución del periodismo impreso en México, sin duda un pedacito de nostalgia para los fanáticos de estas publicaciones.

Tal vez quieras leer: Así desahogábamos nuestras penas antes de que existieran las redes sociales

Visita nuestro perfil en Instagram.