La receta original del pozole: un delito que no querrás cometer

el pozole tenía carne humana

En México, septiembre es sinónimo de mucha y muy buena comida, nos encanta llenar la mesa de platillos típicos y no puede faltar uno que amamos a pesar de su pasado oscuro, quizá no lo sepas, pero en la receta original el pozole tenía carne humana. Si te parece imposible quédate a leer las pruebas.

el pozole tenía carne humana
Fuente: Pozole, Secretaría de Gobierno

Durante la época de los mexicas, el pozole era un platillo ceremonial que se preparaba durante las fiestas religiosas y sólo podía ser degustado por el emperador y los sacerdotes.

Los antropólogos consideran que este uso ritual lo llevó a ser un plato distintivo de las fiestas patrias, como explica el artículo Recuperando significados: el sentido ritual del pozole en la sociedad azteca descargable en Dialnet.

el pozole tenía carne humana
Fuente: Sacrificio Azteca, Biblioteca Mundial Digital

La razón por la cual el pozole tenía carne humana está cimentada en la cosmogonía mexica, según su mitología las personas estamos hechas de maíz y comer la carne de guerreros capturados en batalla era un rito de renacimiento del sol que ayudaba a los sacerdotes a ser parte de la creación.

Enterarte de que el pozole tenía carne humana puede resultarte repulsivo, pues nuestra sociedad occidentalizada no ve con buenos ojos el canibalismo, pero si piensas en la parte puramente simbólica, éste rito mexica se parece a la comunión de los católicos que “comen la carne y beben la sangre de Cristo”.

el pozole tenía carne humana
Fuente bread, Public Domine Pictures, Pixabay

A su llegada, los españoles se horrorizaron con este ritual, entre ellos Fray Bernardino de Sahagún, el monje a quien le debemos el registro de estas ceremonias.

Te puede interesar: Las Poquianchis: uno de los casos de trata más crueles y violentos en la historia de México

Durante el proceso de colonización, los mexicas sustituyeron la carne humana por carne de cerdo, supuestamente por tener un sabor más parecido al ingrediente original, como explica la revista Zócalo.

el pozole tenía carne humana
Fuente: Pozole, Secretaría de Gobierno

El pozole no es la única delicia mexicana que tiene un pasado oscuro, las alegrías que hoy conocemos como barras de amaranto con miel antes eran figurillas de amaranto amasado con sangre y las tradicionales calaveritas de azúcar están relacionadas a las ceremonias de sacrificio que los mexicas hacían para garantizar la renovación del universo.

el pozole tenía carne humana
Fuente: Amaranto, Secretaría de Gobernación

Comer es un acto biológico, pero la selección de nuestros alimentos, la forma en la que los preparamos, la hora en la que los comemos y hasta las personas con las que nos acompañamos durante la comida son formas culturales que tienen una larga, y en ocasiones, oscura historia.

Tal vez quieras leer: La escena que nunca viste de Jumanji porque México la censuró

Síguenos en nuestras redes sociales: FacebookInstagram y Twitter.