El terremoto de 1957: el día que el Ángel de la Independencia se cayó

El día que el Ángel se cayó

La mayoría de los mexicanos tienen muy presentes las imágenes de la Ciudad de México en crisis por los terremotos de 1985 y 2017, que casualmente ocurrieron un 19 de septiembre, pero muy pocos recuerdan a la capital del país asolada por el terremoto del  28 julio de 1957, el día que el Ángel se cayó.

La madrugada del 28 de julio de 1957

Las crónicas de la prensa de julio de 1957 narraron que a las 2:47 de la mañana del domingo 28 de ese mes, un terremoto de 7.7 grados en la escala de Richter sacudió a la capital del país y otras localidades. El epicentro fue ubicado en Acapulco.

El día que el Ángel se cayó

El apagón fue inmediato en toda la ciudad y debido a la penumbra, además de los escasos medios de comunicación, no se tuvo un primer panorama del desastre. Fue necesario que la luz del día pusiera en claro la tragedia del terremoto de julio de 1957.

Un domingo terrible

Para los habitantes de amplias zonas de la ciudad el despertar fue terrible. Un primer balance de la autoridad consignó una decena de muertos y al menos 25 derrumbes, pero todo cambiaría con el correr de las horas.

El día que el Ángel se cayó

Las sirenas de las ambulancias, dijeron algunos de los capitalinos, no cesaron por horas y el apagón no permitió escuchar a las radiodifusoras que mantuvieron vivas sus transmisiones.

El día que el Ángel se cayó

Para darse cuenta del desastre fue necesario caminar por las calles donde varios edificios colapsaron.

El día que el Ángel se cayó

La esquina de Álvaro Obregón y Frontera en la Colonia Roma, fue uno de los emblemas del desastre. En el edificio que se derrumbó vivían 12 familias y del lugar fueron rescatadas 33 cuerpos.

El día que el Ángel se cayó

Además se dieron derrumbes en las escaleras de las unidades habitacionales Juárez y Presidente Alemán, en donde decenas de personas quedaron atrapadas por varias horas en los pisos superiores de los edificios.

Varias salas cinematográficas tuvieron que cerrar por los daños del terremoto y la nave mayor del mercado de la Merced, la cual todavía estaba en construcción, se colapsó.

El día que el Ángel se cayó

El día que el Ángel se cayó

Los capitalinos que observaron el golpe de los 7.7 grados Richter recordaron que ese 28 de julio fue el día que el Ángel se cayó..

El día que el Ángel se cayó

La imagen que se convirtió en referencia de ese domingo fue la figura de la Victoria Alada en el suelo, partida en varios pedazos y la columna de la Independencia vacía y desolada en mitad del Paseo de la Reforma.

El día que el Ángel se cayó

Tuvo que pasar un poco más de año, para que el símbolo de la capital regresará a su columna. El 16 de septiembre de 1958, el Ángel estuvo de regreso en su lugar, mientras en otros rumbos de la ciudad se seguía trabajando en restaurar y reforzar los edificios tocados por el terremoto.

El día que el Ángel se cayó

Al final, el saldo oficial del sismo fue de 700 muertos y  2 mil 500 heridos, y la solidaridad del ciudadano de a pie para rescatar sobrevivientes y cuerpos se hizo parte del panorama de la destrucción, una imagen que se repitió en 1985 y 2017.

Te gustaría leer: Las fotos viejitas de la Ciudad de México que te harán querer vivir en el pasado

La vez que el Lago de Chapultepec se quedó sin agua tras un sismo

Síguenos en nuestras redes sociales: FacebookInstagram y Twitter.