Y la represión siguió: la toma militar del Casco de Santo Tomás

Primero fue la toma de Ciudad Universitaria, el 18 de septiembre de 1968. El siguiente objetivo del gobierno de Gustavo Díaz Ordaz, para desarticular el creciente Movimiento Estudiantil, fueron los distintos campus del Instituto Politécnico Nacional, el Casco de Santo Tomás, Zacatenco y varias escuelas Vocacionales. Aquí te contamos lo que fue la sangrienta toma de Santo Tomás.

A sangre y fuego, la toma del Casco de Santo Tomás

toma del casco de santo tomás

La cercanía del inicio de los Juegos Olímpicos y las detenciones de dirigentes estudiantiles a partir del día 18, fueron argumentos suficientes para que la autoridad procediera a acallar la fuerte resistencia que se vivía en Santo Tomás, por el rumbo de la Normal de Maestros.

toma del casco de santo tomás

Testigos presenciales de aquellos días relataron que durante la noche del 23 de septiembre y la madrugada del 24, los estudiantes hicieron frente a la embestida militar con bombas molotov, piedras y algunos esporádicos balazos. El combate, dijeron los testigos, era pecho tierra. La tropa adiestrada nomás no podía con los estudiantes.

toma del casco de santo tomás

Y ante la resistencia, el General Gustavo Castillo se enfiló hacia Santo Tomás encabezando un contingente de tropas que portaban lanzagranadas y rifles M1 y todo apoyado por 10 carros blindados.

La orden era tomar la instalación y reducir a los agitadores. Durante la madrugada del 24, los militares aplicaron su poder de fuego y tomaron las escuelas, y lo mismo sucedió en Zacatenco y varias escuelas Vocacionales.

toma del casco de santo tomás

Un detalle por consignar. Antes de que la tropa tomará el control del edificio de Ciencias Biológicas, la voz de la resistencia: ¡Sepan que no tenemos miedo! ¡Podrán callarnos solo si nos matan, pero no podrán ocultar nuestra razón!

Los datos negros de la toma del Casco de Santo Tomás

toma del casco de santo tomás

El primer parte oficial de lo ocurrido en la instalación del Politécnico consignó una sola muerte y algunos heridos, la mayoría estudiantes y algunos soldados.

toma del casco de santo tomás

Pero los testimonios de quienes atestiguaron la refriega revelaron que al menos hubo 30 muertos, muchos de ellos fueron llevados a los sótanos de las escuelas y luego sacados en vehículos militares.

toma del casco de santo tomás

El mando militar entregó en los siguientes días las instalaciones de Zacatenco y de las escuelas Vocacionales ocupadas. La entrega del Casco de Santo Tomás se dio hasta finales de septiembre.

toma del casco de santo tomás

Lo ocurrido en las instalaciones del IPN fue una señal muy clara de que la intención de Díaz Ordaz era disolver la protesta estudiantil a sangre y fuego.

Te gustaría leer: Elena Garro: la escritora que delató al Movimiento Estudiantil del 68

Síguenos en nuestras redes sociales: FacebookInstagram y Twitter.