Kilo de huevo a tres mil pesos

tres ceros al peso mexicano

Cada que inicia un año nuevo tenemos la oportunidad de renovarnos mental y espiritualmente, el 1 de enero de 1993 tuvimos que renovarnos como sociedad al afrontar la reducción de tres ceros al peso mexicano, lo que llevó a la creación de las nuevas monedas y billetes mejor conocidos como “Nuevos Pesos”, los mismo que seguimos usando.

¿Has notado cómo las cosas son cada vez más caras? ¿Cómo hace algunos años con $100 pesos podías comprar más cosas que hoy en día con los mismos $100 pesos? No es que el dinero de antes fuera más rendidor que el dinero que usamos hoy, sino que nuestro poder adquisitivo se va debilitando conforme pasa el tiempo y la inflación crece, lo que a la larga hace que se necesiten este tipo de medidas económicas.

Algo muy parecido estuvo pasando con la economía mexicana desde el gobierno de José López Portillo y el de Miguel de la Madrid. La economía mexicana entro en una espiral inflacionaria que alcanzaría uno de sus puntos máximos al finalizar 1992 y comenzar 1993, esto durante el gobierno de Carlos Salinas de Gortari.

Cuando comenzó la década de los noventas la inflación había crecido tanto que las transacciones se volvían un poco difíciles, pues tenías que usar billetes de denominaciones muy altas, por ejemplo, se usaban billetes de hasta cien mil pesos. Con esta medida se buscaba simplificar nuestras relaciones comerciales y hacer más manejable la inflación.

Con la eliminación de los tres ceros, si un producto te costaba 30,000 pesos, con los Nuevos Pesos sólo costaría 30 pesos. Parece muy sencillo de entender, el problema venía cuando tenías cantidades como 1,050 pesos, que transformados a los Nuevos Pesos quedaban en 1.05 pesos. Sí, este es el origen de las monedas de 5 y 10 centavos, por si creíste que nunca se utilizaban y era ridícula su existencia, hubo un tiempo en el que fueron necesarias de verdad.

Los ajustes económicos, como la eliminación de los tres ceros al peso mexicano, suelen causar mucha preocupación entre la sociedad, sobre todo porque no estamos muy familiarizados con los términos que suelen emplearse para explicarnos los movimientos financieros que la economía de un país necesita, por esto mismo en 1992 el gobierno emprendió una campaña informativa para que se entendiera cómo se daría el ajuste en las nuevas monedas y billetes.

Pese a este esfuerzo la gente vivió con temor y confusión el ajuste económico que se daría en 1993 con los Nuevos pesos, caracterizados por llevar el signo “N$” delante del monto de la moneda o el billete. Hasta hace poco aún podíamos encontrar monedas expedidas en el año de 1993, caracterizadas con su N$ 1. Esta medida también forzó a la existencia de nuevas monedas como la de N$ 2 y N$ 5.

A lo largo de 1993 se siguieron usando ambos sistemas monetarios, por lo que los comercios se veían en la necesidad de exponer sus precios con los dos tipos de monedas, tanto Nuevos Pesos como en Viejos Pesos, sin embargo, poco a poco las monedas y billetes viejos fueron saliendo de circulación hasta desaparecer por completo.

Las consecuencias de este ajuste monetario no se harían sentir con todo su vigor sino hasta los dos siguientes años.

La eliminación de los tres ceros al peso mexicano fue la antesala perfecta para lo que años más tarde vendría: la entrada en vigor del TLCAN y el surgimiento del EZLN en 1994 y la crisis económica de 1994-1995. La estrategia salinista había fracasado.

Tal vez te interese leer más acerca de La entrada en vigor del TLCAN.

Visita nuestro perfil de Instagram.