¿Qué tanto tienen en común Benito Juárez y AMLO?

Dicen los que saben que en política nada es coincidencia. Por esa razón es inevitable pensar que cada vez que el presidente Andrés Manuel López Obrador hace mención del ex presidente Benito Juárez, no lo hace por simple casualidad, ¿pero qué tanto se parecen estas dos figuras?

 

Es difícil comparar las posturas de ambos presidentes, porque se corre el riesgo de caer en un anacronismo, sin embargo, ambos son próximos en algunos puntos:

Adiós privilegios para la “mafia del poder”

Para Benito Juárez era una tarea imprescindible eliminar los tratos preferenciales o diferenciados ante la ley. Para él toda persona tenía los mismos derechos. Para AMLO esta visión es prácticamente uno de los lemas de su gobierno:

“Al margen de la ley, nada; por encima de la ley, nadie”.

Tiempos de austeridad

Tanto Juárez en su momento y Obrador en la actualidad, se han inclinado por un modelo republicano preocupado por la austeridad. Recordemos el carruaje del expresidente que se exhibe en el Castillo de Chapultepec y las distintas ocasiones en que Obrador se ha mostrado lejos del lujo al transportarse.

Abrazos, no balazos

Pero lo que más ha unido a Obrador y Juárez es su política de respeto al derecho del otro. Todos recordamos a Juárez como el presidente indígena que de niño cuidó borreguitos y de presidente dijo:

“Entre los individuos como entre las naciones, el respeto al derecho ajeno es la paz” Benito Juárez

Esa es la misma política que ha buscado seguir Obrador al mantenerse al margen de polémicas y conflictos entre otras naciones, como en el caso de Venezuela.

Y también ha seguido la enseñanza juarista al interior de la nación. Prueba de ello fue el recibimiento al equipo del presidente norteamericano Trump en Palacio Nacional, inmortalizado en una foto en la que destaca un cuadro de Juárez como fondo.

Desde ese momento, Obrador ha posado ante las cámaras en ese mismo escenario acompañado de diplomáticos de distintos países e importantes figuras nacionales.

 

 

Pero hay puntos en los que para nada se parecen estos dos presidentes:

Anti instituciones

Si nos vamos un poco hacia el pasado, a AMLO se le criticó en múltiples ocasiones por ser un político distanciado de las leyes, la legalidad y las instituciones del Estado, sobre todo después de sus declaraciones de 2006 donde mandó a todos a volar:

“Al diablo con sus instituciones”.

Algo que el presidente Benito Juárez jamás se hubiera atrevido a decir, pues fue él uno de los mexicanos más preocupados en formar un aparato institucional en México, que se ajustara a las leyes, que dejara atrás los poderes fuera del Estado y poner distancia de éste con la Iglesia.

En 2006, tras perder la elección ante Felipe Calderón, AMLO tomó protesta en el Zócalo capitalino como “Presidente Legítimo”. Aquella tarde, la senadora Rosario Ibarra le puso “la banda presidencial” que llevaba el águila juarista. Esta águila fue el símbolo de la lucha de Juárez contra los conservadores.

Recapacita, AMLO

Doce años después, Andrés Manuel cambió su postura y trató de apegar más su discurso a la figura del Benemérito de las Américas.

“Quiero pasar a la historia como Benito Juárez”.

Tenía que buscar la manera de limpiar su imagen y generar confianza entre los votantes; tomó a Juárez como punto de referencia y esto le generó confianza en la población y lo distanció de sus adversarios.

Benito Juárez es casi un mito dentro de la historia nacional, es el único presidente del que se celebra su natalicio. De ese tamaño es el reto que se puso el propio López Obrador, pero como él mismo señalaría, es legítima su aspiración.

La figura de Juárez no siempre ha sido bien recibida por todos los políticos mexicanos. No olvidemos que en su momento Vicente Fox mandó retirar de Los Pinos el retrato del ex presidente. El cuadro se ubicaba en la residencia Lázaro Cárdenas, de la que fuera la residencia oficial.

Estado laico

La separación de la Iglesia y el Estado fue una de las principales políticas que emprendió Benito Juárez. Hoy los tiempos son distintos, pero hay todavía debates abiertos como el tema de la despenalización del aborto, o el matrimonio entre parejas del mismo sexo en los cuales la separación entre las leyes y los juicios morales tiene que ser prioridad.

Fuente: Secretaría de Cultura – INAH

Liberalismo y neoliberalismo

Juárez era abiertamente un liberal, convencido de que la propiedad privada y el libre comercio eran las únicas herramientas para que la prosperidad económica pudiera hacer frente a las desigualdades sociales.

No es que Obrador se haya mostrado como un enemigo de la propiedad privada y el libre mercado. En varias ocasiones ha llamado a los empresarios a sentir confianza en sus inversiones en México. Sin embargo, AMLO está en desacuerdo con las políticas neoliberales, incluso ya declaró el fin del neoliberalismo.

Fuente: Secretaría de Cultura – INAH

Política conservadora

En este punto Obrador se ha distanciado bastante del ejemplo juarista, es partidario de la defensa de los ejidos y las tierras comunales. Más importante aún, el proyecto obradorista apela a la autosuficiencia y a una política proteccionista, posturas más próximas a la política conservadora.

También te recomendamos: Mujeres extraordinarias que fueron olvidadas por los libros de historia

Visita nuestro perfil en Instagram.