Así fue como el PRI cavó su propia tumba: un partido que pasó de la cima al olvido electoral

El fracaso del PRI no es de sorprenderse, después de que José Narro renunció, pues señaló que había irregularidades en el proceso de elección de la nueva dirigencia, es necesario revisar los motivos que llevaron al partido más viejo de México a esta crisis.

Un poco de historia

Los orígenes del PRI se remontan a 1929 cuando el entonces presidente Plutarco Elías Calles decidió integrar un partido político que aglutinara a las fuerzas que formaron parte de la Revolución Mexicana. Así fue como nació el Partido Nacional Revolucionario (PNR).

Nueve años después, el presidente Lázaro de Cárdenas decidió cambiarle el nombre al partido y lo llamó Partido de la Revolución Mexicana (PRM), basado en el nacionalismo engendrado con la Revolución. El hecho con el que pasó a la historia fue la expropiación petrolera.

Es hasta 1946 cuando el presidente Manuel Ávila Camacho, el primer presidente no surgido de las fuerzas armadas después de la revolución, que decidió cambiarle el nombre a Partido Revolucionario Institucional, con lo que se dejaba fuera los ideales y postulados de la revolución.

El desarrollo estabilizador

De 1940 en adelante, México vivió un crecimiento económico basado en el petróleo, luego de su expropiación en 1938. Vinieron así, los auges de la vida social en nuestro país que en 1952 tomó forma como el ‘desarrollo estabilizador’, auge que perduró hasta 1970. Y así es como el PRI se convirtió en un partido hegemónico, prácticamente sin oposición.

PRI

Movimientos sociales

De 1950 a 1970 se vivieron una serie de movilizaciones sociales: los médicos en 1964 demandaron mejores condiciones laborales y salieron a la calle. En 1958, los ferrocarrileros pidieron aumentos salariales; en 1968 los estudiantes exigieron mayores libertades políticas y fueron reprimidos.

PRI

Te puede interesar:  ‘ROMA’ lo retrató en 10 segundos, pero esta es la historia real del Halconazo.

Estos movimientos demostraron que el “desarrollo estabilizador” dejaba fuera de sus beneficios a ciertos sectores de la sociedad. En estos casos, el PRI rechazó las demandas sociales, sobre todo cuando acusó a “injerencias extranjeras” en el caso del 2 de octubre de 1968.

Abundancia petrolera

Durante la década de los 60, México vivió una nueva bonanza petrolera que permitió acrecentar la economía y gozar de la abundancia.

Pero esa alegría sólo duro unos años cuando comenzó un alza generalizada de precios en los años 80 y el dólar se fue a las nubes, pese a que el presidente José López Portillo dijo defendería “como un perro”.

Después vino la nacionalización de la banca en 1982 y el desafortunado sismo de 1985, que dejó al desnudo la nula cercanía del poder político, que ostentaba el PRI en esos años, con una sociedad que venía demandando espacio de representación política desde los setentas y a los cuales, el llamado PRI-gobierno se cerraron

La ‘Corriente Democrática’

1987 fue año clave para el PRI porque se dio el primer síntoma de que la apertura de espacios al interior del partido no era lo suyo.

Cuauhtémoc Cárdenas y Porfirio Muñoz Ledo, entre otros, encabezaron la ‘Corriente Democrática’, que buscaba la inclusión del ingeniero Cárdenas en la carrera por la candidatura presidencial, que finalmente quedó en manos de Carlos Salinas de Gortari.

PRI

Para 1988 distintos partidos postularon a Cárdenas a la presidencia y el 6 de julio de ese año se vivió una de las jornadas electorales más disputadas, pues en distintas partes del país se denunció que hubo fraude en las elecciones.

PRI

Para 1989, surgió el Partido de la Revolución Democrática de la mano de varios liderazgos: Cárdenas, Muñoz Ledo, Ifigenia Martínez, Pablo Gómez, Heberto Castillo y otros. Este partido decidió disputarle el poder al PRI y fue hasta 1997 cuando por primera vez logró romper la mayoría del PRI en la Cámara de Diputados.

Inclusive, en 1989 el Partido Acción Nacional (PAN) ganó la primera gubernatura en Baja California de la mano de Ernesto Ruffo.

Crimen de Colosio

El año de 1994 fue fundamental en el PRI, pues no sólo fue asesinado su candidato presidencial, Luis Donaldo Colosio, sino también su secretario general, José Francisco Ruiz Massieu, padre de Claudia, la actual dirigente del partido.

PRI

Además, el surgimiento del EZLN dejó en claro que el Tratado de Libre Comercio (TLC), dejaba fuera de ese acuerdo a varios sectores de la sociedad.

Con este escenario, el PRI se dividió en colosistas, salinistas, zedillistas y otras corrientes más. Pese a ello, ganaron la presidencia en ese año, pero la crisis económica les reventó con el llamado ‘error de diciembre’, que significó una salida de capitales del país y una crisis económica sin precedentes.

Pierden la capital

Para 1997 perdieron el poder en la capital del país con el triunfo de Cuauhtémoc Cárdenas en las elecciones para elegir al primer Jefe de Gobierno del entonces Distrito Federal, hoy Ciudad de México.

PRI

Alternancia del poder

Bajo este panorama, para el año 2000 el panista Vicente Fox ganó la presidencia en las elecciones de julio de ese año. Por primera vez el PRI no ocuparía la presidencia y su representación en el Congreso de la Unión se vio minada por los partidos de oposición.

PRI

Mientras tanto, el PRD ganaba la capital con Andrés Manuel López Obrador y continuaba con su estrategia de invitar a priístas inconformes a sumarse a su filas, los postulaba a diferentes cargos: diputados locales y federales, senadores, gubernaturas, alcaldías, etcétera.

Factor en 2006

En 2006 el país vivió nuevamente una jornada electoral bajo la sombra del fraude. La tensión se polarizó a tal grado que el PRD trató de impedir que Felipe Calderón rindiera protesta como presidente, pues consideraban que López Obrador había ganado la presidencia. Y ahí el PRI fue un actor fundamental, pues colaboró, bajo el mando de Manlio Fabio Beltrones coordinador de los diputados del PRI, para que eso sucediera.

PRI

Regresan y se fueron de nuevo de Los Pinos

De ahí vino un segundo aire como partido y recuperó varias gubernaturas y presencia en el Congreso de la Unión, hecho que le llevó a arrebatarle la presidencia el PAN, pero con la misma sombra ahora con la supuesta compra de votos por parte del equipo de Enrique Peña Nieto. Este sexenio es recordado por las reformas estructurales que salieron del ‘Pacto por México’.

PRI

Durante el sexenio de 2012- 2018 los escándalos de corrupción de varios gobernadores surgieron de filas del PRI como Roberto Borge en Quintana Roo, Javier Duarte en Veracruz y César Duarte en Chihuahua. Entre otros, ellos fueron un factor fundamental en la pérdida del poder en 2018, esta vez a manos de López Obrador.

Hoy el PRI busca renovar su presidencia en medio de una crisis que comenzó con la renuncia de Narro Robles y Beatriz Pagés, quien al igual que otros como Beltrones, acusan falta de democracia interna y la injerencia del gobierno de López Obrador al apoyar la candidatura del campechano Alejandro Moreno.

Hoy Claudia Ruiz Massieu, sobrina de Carlos Salinas de Gortari, asegura que no hay línea ni dados cargados en la elección de su dirigencia.

Te puede interesar: “Voy a ponerlo en su lugar”: así se expresaba AMLO de Trump antes de la presidencia

Visita nuestra cuenta en Instagram.