Los movimientos sociales mexicanos que marcaron una década de alzar la voz

Movimientos Sociales

La segunda década del siglo XXI estuvo marcada por los movimientos sociales. La política está cada vez más al alcance de los ciudadanos y el pensamiento cada vez más crítico llevó a las multitudes a enfrentarse a una realidad violenta, corrupta o machista que otras generaciones habían preferido ignorar o sobrellevar.  

Los movimientos sociales que marcaron la década

Muestras hubo de sobra, por eso aquí te dejamos las más representativas de una década marcada por los hastags y las consignas.

El movimiento por la paz

Este movimiento fue creado en 2011 por el Poeta Javier Sicilia, entonces, su hijo había sido asesinado por personas vinculadas al crimen organizado y la guerra contra el narco de Felipe Calderón estaba en su apogeo.

La caravana por la paz, que marchó enmudecida desde Morelos hasta la Ciudad de México, dejó a la fuente de la paloma de la paz (de Cuernavaca) con el agua teñida de rojo como símbolo de protesta por los asesinatos y desapariciones.

movimientos sociales
Fuente: No más Sangre, Wikimedia Commons

Yo soy 132

Salvador Allende dijo que “Ser joven y no ser revolucionario es una contradicción hasta biológica” y en 2012 los universitarios mexicanos supieron demostrarlo bajo el #YoSoy132, una etiqueta que se convirtió en una suscripción voluntaria a una lucha por la democracia.

Originalmente, el movimiento denunció la imposición mediática del candidato a la presidencia Enrique Peña Nieto y comenzó cuando un grupo de estudiantes de la Universidad Iberoaméricana lo rechazaron dentro de sus instalaciones.

Conforme las universidades públicas y privadas se sumaron al #YoSoy132 las exigencias abarcaron temas de interés público, como mejoras en los modelos educativo, de salud, de seguridad pública y el acceso y difusión de la ciencia y tecnología.

Fuente: Yo Soy 132, Wikimedia Commons

Movimiento Magisterial

Pese a la oposición, Enrique Peña Nieto obtuvo la presidencia y en 2013 inició su criticado “Pacto por México”, entonces un grupo que llevaba décadas organizándose se mostró en contra de las disposiciones gubernamentales y así comenzó el Movimiento Magisterial.

Guerrero hizo honor a su nombre y se puso en pie en contra de las reformas laboral y educativa, los paros iniciaron y poco a poco esta célula creció por todo el país. Plantones, marchas y bloqueos carreteros fueron las principales formas de protesta contra una reforma que a pesar de la alternancia en la presidencia sigue en marcha.

Y bueno, no olvidemos que en este momento “La Maestra” dejó las aulas para entrar a prisión, aunque fuera por poco tiempo.

Movimientos Sociales

También puedes leer: Las protestas en América del Sur y la Primavera Árabe, historias que se hermanan

Ayotzinapa

Entre el 26 y el 27 de septiembre de 2014, un acontecimiento en Guerrero perturbó la noche e inspiró uno de los movimientos sociales que marcaron la década.

Estudiantes de la Normal Rural de Ayotzinapa habían entrado en conflicto con las autoridades de Iguala y, como saldo del enfrentamiento, 43 de ellos estaban desaparecidos.

Movimientos Sociales

Las investigaciones (nacionales y extranjeras) diferían en el veredicto, pero las personas jamás se cansaron de pedir justicia. Las calles de diferentes ciudades del país se llenaron de estudiantes y ciudadanos cuya consigna por los 43 permaneció, incluso en la toma de protesta del actual presidente de México Andrés Manuel López Obrador.

Las feministas del fin de la década

De entre todos los movimientos sociales hay uno que cuando se extingue resurge con una nueva expresión, cada vez parece exigir un derecho o libertad diferente, pero todos siguen una línea feminista.

En 2019 pudimos ver a las mujeres de todo el mundo uniéndose bajo diferentes etiquetas, El #MeToo (un movimiento contra el acoso) La Marea Verde (que defiende el derecho al aborto legal), Las mujeres contra la violencia de género y más recientemente el performance Un violador en tu camino dieron a esta década un final violeta.

Una nueva década nos espera, los mexicanos cada vez se arriesgan más a conocer los matices de una realidad que no es un jardín de rosas, pero que puede encaminarse hacia una utopía con mayor dignidad humana.

Tal vez quieras leer: La estatua de Miguel Alemán: un monumento histórico que fue derrumbado por las protestas

También te recomendamos: Panteras Negras y puños al aire: la protesta pacífica en las Olimpiadas de México 68

Síguenos en nuestras redes sociales: FacebookInstagram y Twitter.