El caso Colosio: el asesinato que paralizó a todo un país

El año de 1994 realmente fue un parte aguas en la historia de México. Empezó con la sacudida que el EZLN dio desde el sureste mexicano y antes de terminar el primer trimestre, un golpe durísimo volvió a sacudir a la sociedad mexicana: Colosio fue asesinado.

“veo un México con hambre y con sed de justicia. Un México de gente agraviada por las distorsiones que imponen a la Ley quienes deberían de servirla”, Colosio.

Un par de días antes de su muerte

El 21 de marzo, el candidato del PRI estuvo de gira de trabajo por el entonces Distrito Federal. Su campaña vivía uno de los mejores momentos. Atrás habían quedado las diferencias con Camacho y hasta se daba el tiempo para bailar con los ciudadanos.

Asesinato en Lomas Taurinas

La meteórica carrera de Luis Donaldo Colosio a la presidencia fue interrumpida la tarde del 23 de marzo de 1994, en una colonia popular con un alto índice de marginación, donde las calles estaban por pavimentar, de nombre Lomas Taurinas, en Tijuana.

El escenario del evento de su campaña fue un templete improvisado. Colosio se dirigió a los más de 4 mil asistentes parado sobre una camioneta. Después del mitin, el candidato salió del lugar, en el aire sonaba la canción ‘La Culebra’. Dos disparos rompieron la tranquilidad del evento. El candidato priísta se desvaneció entre la multitud.

Desde ese momento, una amplia cobertura en medios se movilizó para tener la mayor cantidad de información posible. Nadie esperaba que algo así pudiera suceder. México no vivía un asesinato de esta clase desde el de Álvaro Obregón en 1928.

La cobertura de los medios

A través de las pantallas, Jacobo Zabludovsky informó a toda la nación el ataque contra el candidato:

Horas más tarde, la muerte sería confirmada por Liébano Sáenz, su vocero de campaña. Fue el temido anuncio de una tragedia:

Los primeros días sin Colosio

Al día siguiente, la noticia acaparó las tapas de los principales diarios de la nación. Las imágenes fueron realmente horrorosas y los encabezados se quedaban cortos al momento de poner en palabras lo sucedido.

El diario El Sol de México, colocó en su portada la imagen que le dio la vuelta al mundo, al mismo tiempo daba los primeros datos con que se contaba. Señalaba las 17:08 horas en Baja California como la hora exacta en que fueron detonados dos disparos, uno en el cerebro y otro en el tórax.

Además, se señaló que el candidato había llegado con vida al hospital y que pasó casi cuatro horas luchando por su vida. El nombre de Mario Aburto Martínez, uno de los dos agresores detenidos, sería el más repetido tras el asesinato.

Por su parte, el periódico La Jornada reportaba que el candidato había sobrevivido por tres horas a los dos disparos que finalmente cegaron la vida de Colosio. Como apuntaron en su editorial: la condena fue unánime. La misma imagen se repitió en prácticamente todos los diarios nacionales.

Luto nacional

Luego vino el luto. El 25 de marzo de 1994, los diarios reportaron las principales actualizaciones de información, las tapas se las llevaron las imágenes de los servicios funerarios. El Sol de México atinaba al señalar: “México le llora”.

Los funerales se nutrieron de asistentes de todos los estratos sociales y las guardias fueron montadas por las más destacadas figuras nacionales. El diario La Jornada destacó la imagen de Zedillo levantando el puño derecho y bajando la mirada mientras montaba guardia junto al féretro.

El semanario de análisis político Proceso, en su número 908 señaló el asesinato de Colosio como el punto de quiebre en la nación. El país estaba descompuesto. Las negociaciones en Chiapas eran un fracaso, la economía pendía de un hilo y el ambiente político presionaba a Salinas.

Para tranquilizar un poco el ambiente, se anunció que la contienda electoral por la presidencia de México no se vería modificada. El PAN anunció que no retomaría su campaña hasta que el PRI tuviera un nuevo candidato. Por su parte, Mario Aburto declaró que su atentado sólo era para llamar la atención de la prensa, no un complot en contra del Colosio.

Seis días después del homicidio del sonorense, Ernesto Zedillo sería elegido nuevo candidato a presidente por el PRI.

También te recomendamos: ¿Qué tanto tienen en común AMLO y Benito Juárez?

Visita nuestro perfil en Instagram.