Del TUCOM al triunfo del viejo PRI

Roberto Madrazo

Dos años después de perder la presidencia, en el PRI se decían dispuestos a cambiar y para ello lanzaron la convocatoria para renovar su dirigencia que estaba en manos de Dulce María Sauri desde 1999, el ganador de aquella contienda sería Roberto Madrazo.

Las heridas eran profundas y los candidatos varios:
Roberto Madrazo sería el unico.

Por un lado estaba la exgobernadora de Tlaxcala, Beatriz Paredes acompañada de Javier Guerrero como candidato a la Secretaria General del partido. En el otro extremo se encontraba la dupla conformada por Madrazo y Elba Esther Gordillo.

La campaña fue ríspida pues revivió las heridas de 1999, cuando se eligió al candidato presidencial priista. En esa ocasión Roberto Madrazo enfrentó al llamado Tucom (Todos Unidos Contra Madrazo) y fue vencido por Francisco Labastida en la contienda interna.

Ante ese escenario, Madrazo se alió con la dirigente del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), Elba Esther Gordillo.

Paredes aseguraba que no pertenecía a ningún grupo político en especial y se deslindó de Labastida, candidato derrotado por Vicente Fox en la elección presidencial.

Finalmente Roberto Madrazo fue el triunfador, cargo que había ocupado también su padre Carlos A. Madrazo de 1964 a 1965 y quien renunció a su puesto tras diferencias con el presidente Gustavo Díaz Ordaz.

La dirigencia de Madrazo fue un tanto gris y a lo único que se dedicó fue a denostar al gobierno de Fox, sobe todo, le pedía dos cosas: no inmiscuirse en la sucesión presidencial y  en las elecciones; y, no claudicar en el desafuero del Jefe de Gobierno del Distrito Federal, Andrés Manuel López Obrador, su antiguo rival electoral en Tabasco en los noventa.

El matrimonio político Madrazo-Gordillo terminó en el 2005, cuando la dirigente magisterial lo acusó de tratar de aplicar un madruguete electoral en la sesión del Consejo Político Nacional del partido, a celebrarse en septiembre.

Según Gordillo, Roberto Madrazo renunciaría a la dirigencia del partido para postularse como candidato presidencial en 2006 y para ello, le ofreció quedarse al frente del Partido, propuesta que la maestra no aceptó.

El 2006 deparó un destino diferente para ambos. Mientras Madrazo quedó en un tercer lugar en las elecciones presidenciales, Gordillo fue descubierta como operadora electoral para los partidos que se disputaban la silla: PAN y PRD.

La evidencia fue la difusión de esa llamada en la que Gordillo le hablaba a los gobernadores priístas, como el de Tamaulipas, Eugenio Hernández, para pedirles abandonar a Madrazo y elegir entre azul o amarillo.

Hoy, Roberto Madrazo está en el retiro político y Gordillo salió de la cárcel después de ser detenida en 2013 acusada, sin pruebas, de desvíos millonarios en el SNTE, y retomó la dirigencia del SNTE.

Tal vez te interese conocer más acerca de corrieron a Emilo Chuayffet de la SeGob.

Visita nuestro perfil de Instagram.