GRACIAS A ÉL PUEDES ECHAR CAFÉ EN EL LAGO MENOR

Lago Menor

Hace 14 años, en esa bonita zona en la que hay un City Café en la Segunda Sección del Bosque de Chapultepec estaba tan, pero tan fregada, que se filtró el Lago Menor, o sea, se hizo un agujero…

Esperen… ¿cuál agujero?

Con el que amanecimos el 6 de junio de 2006 en el Lago Menor de Chapultepec. De por sí, a principios del 2000, esta zona era un foco rojo de asaltos, basura e infecciones de árboles que estaban en estado de putrefacción.

Ya para cuando cedió el agua (o el lodo) del lago, era el lugar menos decente del bosque.

¡¿Cómo por..?!

Pues aquí están los conocidos tanques de los Dolores, que distribuían el agua potable del sistema Lerma, y resultó que no habían recibido el mantenimiento adecuado, en general, a todo el Lago de Chapultepec.

Aunado a eso, se “descubrió” (o sea, se supo y no hubo de otra que aceptarlo) que la excavación de minas en su base dieron lugar a cavernas… La cosa estaba ruda.

¿Dónde está?

Para que ubiques, la Segunda Sección del Bosque de Chapultepec es la que abarca el Papalote Museo del Niño, el MUTEC, el Museo de Historia Natural y una parte de la pista El Sope. Una parte del Lago Mayor, así como el Lago Menor rodean esta parte.

Por eso, cuando se habló de rehabilitación el plan era complicado y así fue; comenzó al año siguiente, pero se llevó casi una década.

El encargo nada sencillo se le hizo al arquitecto tapatío Mario Shjentan, quien hizo renacer a las fuentes y colocó un andador peatonal de cantera con bancas y macetones, rehabilitó los jardines y hasta los estacionamientos, que tienen zonas para niños con fomi.

La Segunda Sección se inauguró en 1964 y actualmente 4.5 millones de visitantes al año. Al rededor del Lago Menor ya estaba el restaurante El Lago, pero con motivo de la re inauguración se abrió el Bistrot Chapultepec y hasta dos cafés, todos con vista a los lagos.

¿A quién le invitamos el cafecito?

Mario Schjetnan es fundador del despacho Grupo de Diseño Urbano (GDU) y acaba de recibir el prestigiado premio Noldi Shreck que otorga la famosa revista de diseño Glocal.

Su obra incluye el diseño del Parque Bicentenario en la Delegación Azcapotzalco, el Museo de Sitio de la Reserva eco-arqueológica de Copalita en Huatulco, Oaxaca y como ya dijimos, el nuevo Parque La Mexicana en Santa Fe, porque lo suyo es el paisaje.

Este año fue objeto de una exposición en Washington DC, Estados Unidos llamada “Reconciliar Ciudad y Naturaleza” .

Ahora ya sabes que gracias a él puedes echarte un cafecito en el Lago Menor de la Segunda Sección del Bosque de Chapultepec, a gusto.

Por Gabriella Morales-Casas