La periodista italiana herida el 2 de octubre que denunció la Masacre de Tlatelolco al mundo

Oriana Fallaci

Han pasado más de 50 años de la Masacre de Tlatelolco y aún no hay respuestas sobre lo sucedido ese 2 de octubre. La verdad oficial y las declaraciones del entonces presidente Gustavo Díaz Ordaz (y de los que ocuparon el puesto después de él) no cuadran con las declaraciones de los sobrevivientes, entre ellos Oriana Fallaci.

prensa nacional

¿Quién es Oriana Fallaci?

Fue una reportera de guerra de origen italiano que viajó a México para cubrir las protestas estudiantiles de 1968. Ese año se llevarían a cabo las olimpiadas en México, pero encontraba mucho más interesante el movimiento estudiantil y la respuesta que daría el gobierno que las propias olimpiadas.

Tal vez quieras leer: Así amanecieron los titulares de la prensa después de la matanza del 2 de octubre

¿Cómo acabó en Tlatelolco?

Tras hablar con los líderes del movimiento, fue invitada cubrir el mitin que se llevaría a cabo en la Plaza de la Tres Culturas el 2 de octubre de 1968. Todo transcurrió con normalidad hasta las bengalas en el cielo, las mismas que tantas veces vio antes de un ataque cuando era corresponsal de guerra en Vietnam: 

“En ese momento, un helicóptero apareció sobre la plaza, bajando, bajando. Unos segundos después, lanzó dos luces verdes en medio de la multitud. Yo grité: ‘Muchachos, algo malo va a pasar. Ellos han lanzado luces. Me contestaron: ‘Vamos, usted no está en Vietnam. Pero yo repliqué: ‘En Vietnam, cuando un helicóptero arroja luces, es porque desean ubicar el sitio a bombardear”.

Oriana Fallaci
Fuente: cronacheletterarie.com

¿Qué pasó después?

Como la misma Oriana describe, no más de tres segundos después los carros militares rodearon la plaza y los soldados abrieron fuego contra los asistentes. Con ametralladoras y pistolas automáticas comenzaron la masacre que acabó con la vida de cientos de estudiantes. Fallaci permaneció aproximadamente una hora en el lugar antes de ser alcanzada por tres balas:

“De repente sentí una cosa terrible, como piedras o navajas golpeándome dos veces en la pierna y una en la espalda, del lado derecho”.

prensa nacional

¿Alguien la ayudó?

No. Permaneció varias horas desangrándose en el suelo. Al ver a Oriana Fallaci, los militares la creyeron muerta y la llevaron a la morgue (no sin antes robarle su reloj)  junto con los cadáveres de otros asistentes a la protesta. Poco después notaron que aún estaba con vida, y tras preguntarle su nombre, ocupación y que hacía ahí, fue llevada al hospital francés, en donde la operaron de emergencia. En ningún momento la dejaron comunicarse con su familiares o con la embajada de Italia en México, tal y como expresó cuando le pidieron dar entrevistas:

“No, no voy a dar ninguna entrevista, ninguna, no después de lo que me pasó; me han disparado, me han robado mi reloj, me dejaron desangrarme ahí en el suelo del Chihuahua, me negaron el derecho a llamar a mi Embajada”. 

oriana falacci
Fuente: Yahoo Noticias

¿Salió bien de la operación?

Sí, sin embargo la indignación se apoderó de Oriana Fallaci con más fuerza que el dolor físico. No comprendía cómo era posible que se cuestionara su presencia en el lugar, que la autoridad reprimiera de manera tan brutal una protesta pacífica y que los medios de comunicación no dijeran nada al respecto:

“Hoy en la mañana cuando me llevaron a rayos X unos periodistas me preguntaron qué hacía en Tlatelolco: ¿Qué hacía, Dios mío? Mi trabajo. Soy una periodista profesional. Tuve contacto con los líderes del Consejo Nacional de Huelga porque el Movimiento es lo más interesante que sucede ahora en su país. Los estudiantes me hablaron el viernes a mi hotel y me dijeron que habría un gran mitin en la Plaza de las Tres Culturas el miércoles 2 de octubre a las cinco de la tarde. Como no conocía la Plaza y sé que es un centro arqueológico pensé combinar las dos cosas. Por eso fui. Desde que llegué a México me llamó la atención la lucha de los estudiantes contra la represión policíaca. Me asombran también las noticias en sus periódicos. ¡Qué malos son sus periódicos, qué timoratos, qué poca capacidad de indignación! ¡Qué Olimpiadas ni qué nada! Apenas me den de alta en este hospital, me largo”.

Oriana Fallaci
Fuente: The Atlantic

¿Su país interpuso una demanda o algo?

Como probablemente ya sabes, a veces las relaciones diplomáticas entre países valen más que el bienestar de un individuo. Su país no hizo mucho al respecto (además del embajador con ella en el hospital para la foto) y Oriana Fallaci exigió que, cuando menos, Italia no enviara una delegación de deportistas a las olimpiadas de 1968:

“Quiero que la delegación italiana se retire de los Juegos Olímpicos; es lo menos que pueden hacer. Mi asunto va a ir al Parlamento, el mundo entero se va a enterar de lo que pasa en México, de la clase de democracia que impera en este país, el mundo entero”.

Oriana Fallaci
Fuente: Noticieros Televisa

¿Lo hicieron?

No. Italia envió una delegación de 167 deportistas que compitieron en 17 deportes y ganó 16 medallas. Tampoco sirvió de nada que diera a conocer lo que le sucedió al mundo entero, los juegos transcurrieron con normalidad y los países enviaron a sus deportistas como si nada, incluso cuando Oriana Fallaci describió lo sucedido el 2 de octubre como una “salvajada”, algo peor que lo que vivió en Vietnam:

“¡Qué salvajada! Yo he estado en Vietnam y puedo asegurar que en Vietnam durante los tiroteos y los bombardeos (también en Vietnam señalan los sitios que se van a bombardear con luces de bengala) hay barricadas, refugios, trincheras, agujeros, qué sé yo, a donde correr a guarecerse. Aquí no hay la más remota posibilidad de escape”.

Oriana Fallaci
Fuente: The TLS

Oriana Fallaci gritó a México, Italia y el mundo entero lo que sucedía en nuestro país, sin embargo eso no cambió absolutamente nada y las irónicamente llamadas Olimpiadas de la Paz transcurrieron con normalidad a semanas del violento 2 de octubre.

Tal vez quieras leer: Rojo Amanecer: la censura a la cruda película sobre el 2 de octubre 

Síguenos en nuestras redes sociales: FacebookInstagram y Twitter.